UA-167187077-1

Entrevista a Nelson Pinilla, presidente de Conacep y sostenedor

El Austral de la Araucanía

“Con un 70% de morosidad, la situación es insostenible más de tres meses”

En el marco dela crisis sanitaria por covid-19 y la suspensión de clases presenciales, un llamado ala responsabilidad, a la solidaridad y a la rectitud de losapoderados hizo Nelson Pinilla, presidente de la Asociación Gremial de Colegios Particulares de La Araucanía (Conacep), quien además es director del Colegio Montessori de Temuco.

Según explicó el sostenedor, uno de los coletazos de la emergencia es la actual tasa de morosidad de las mensualidades, cuyo promedio llega al 70%, siendo su consecuencia inmediata el riesgo de la continuidad de los proyectos educativos con copago y, de paso, los sueldos y contratos laborales de los profesores.

 -La actual crisis que se vive en losestablecimientos privados pagados de Temuco ¿existe en el sector subvencionado? 
Cada establecimiento acomoda las inversiones y gastos en función de sus ingresos, así es que aquellos quese manejan sosubvención no deberían tener dificultades, pero los que tienen financiamiento compartido, que son unos 25 en la Región, si por alguna razón los padres no cumplen con sus compromisos económicos, los establecimientos tendrán serios problemas.

 -El impacto de la insolvencia, ¿aguanta el semestre?
Definitivamente es imposible. Todos los establecimientos que recibimos subvención del Estado somos fundaciones educacionales sin fines de lucro, por lo tanto, no hay acumulación de capital que respalde una emergencia de este estilo. Además, los excedentes anuales se invierten en el verano en infraestructura e implementación académica. Por otro lado, la mensualidad de marzo se integra en abril, en consecuencia, los colegios nos vamos a desfinanciar en tres meses.
De lo que me han reportado, la morosidad promedio actual es de un 70% y, entonces, vamos a caer en insolvencia, lo que no nos permitirá cancelar los los profesores. 

-¿ Es posible que tengan que recurrir a la Ley de Protección al Empleo? 
Entiendo que eso no es factible para los colegios que recibimos subvención del Estado, porque además de tener financiamiento estatal no estamos afectos al IVA, por lo cual quedamos excluidos de este beneficio de congelar los contratos manteniendo la relación laboral. Para nosotros es peor.
Bajo esta lógica tendrían que producirse desvinculaciones.

-Siendo hoy los colegios subvencionados fundaciones sin fines de lucro. ¿Pueden acceder a la banca? 
Tanto a las sociedades antiguas como a las corporaciones actuales, los bancos no nos otorgan créditos, por eso antes las sociedades inmobiliarias eran las sostenedoras. Por lo tanto, el panorama actual va a depender del grado de responsabilidad, solidaridad y rectitud que manifiesten los apoderados.
Es cierto que muchos van a tener dificultades económicas y recurrirán al colegio y daremos las facilidades del caso, pero los que no tienen dificultad y pagan su escolaridad, con eso permitirán que el colegio siga funcionando normalmente y, de paso, apoyando a los padres que tienen problemas económicos.

Retorno a clases 

-¿ Ve factible esta vuelta a clases presenciales en un contexto que el Gobierno ha definido como la nueva normalidad?
Lo primero es el cuidado de la salud de nuestros alumnos y sus familias, de nuestros profesores y delos asistentes de la educación. Si la autoridad sanitaria señala que se ha superado la crisis podríamos volver en condiciones medianamente normales, pero en la medida que los casos de contagio sigan aumentando, esto no correspondería. Sin embargo, también es cierto que hay experiencias internacionales, donde incluso ni siquiera suspendieron las clases y la influencia de los alumnos no influyó en la proyección de la pandemia. Cosas, es la autoridad sanitaria la que debe evaluar, pero siempre resguardando el respeto a la singularidad de los colegios porque cada uno tiene realidades distintas. Si bien veo como factible iniciar ya este proceso en zonas rurales, en la ciudad es muy difícil, además las medidas sugeridas son imposibles de respetar. No tenemos la infraestructura para cursos de 20 alumnos ni mucho menos la posibilidad de cautelar que no jueguen todos juntos y se abracen.


Compartir artículo: