UA-167187077-1

Carta abierta

SOBRE LAS LEYES QUE AFECTAN A LA EDUCACIÓN PARTICULAR SUBVENCIONADA, REFERENTE A LOS ASISTENTES DE LA EDUCACIÓN

Con motivo de la Ley que establece beneficios laborales a los Asistentes de la Educación Pública, que serán implementados gradualmente en muchos años, se emitió una nueva Ley que, en uno de sus articulados, obligó de manera inmediata a los colegios particulares subvencionados a implementarlos respecto de sus propios Asistentes de la Educación.

Se trata de beneficios muy superiores que los que tienen los propios Docentes, y mayores a los de cualquier otro trabajador del país; por ejemplo, derecho a 11 semanas de vacaciones. En este contexto, hemos ejercido nuestro derecho a solicitar a los Tribunales de Justicia y Tribunal Constitucional, que revisen la legalidad y constitucionalidad de esta Ley y su aplicación, dado los efectos nocivos que genera para las Comunidades Escolares, la calidad de la educación, el clima laboral, e incluso para los mismos Asistentes de la Educación. Los colegios particulares subvencionados en su gran mayoría apoyan mejorar los beneficios de los Asistentes de la Educación, pero no al nivel perjudicial que establece esta Ley. Por haber ejercido nuestros legítimos derechos ante los Tribunales, hemos sido permanentemente denostados y presionados por parte de algunos Honorables Senadores, y de organizaciones sindicales.

Hemos guardado respetuoso silencio buscando siempre generar el diálogo necesario, especialmente cuando se trata de poner al centro a personas que son muy importantes en nuestros colegios, como lo son nuestros Asistentes de la Educación. Nos comunicamos en reiteradas oportunidades con los Senadores que han liderado esta iniciativa y sus asesores, manifestando que no estamos en contra de leyes que mejoren las condiciones de nuestros Asistentes de la Educación, - de hecho, en muchos de nuestros colegios éstos ya tienen vacaciones mayores a las legales-. Muy por el contrario, les queríamos asegurar que fácilmente podíamos llegar a un entendimiento que los beneficiara. Nunca recibimos una respuesta. Para agravar esta situación, los mismos Senadores, en vez de escucharnos, aprobaron una segunda Ley de manera reciente, interpretativa de la primera, en tiempo récord, sin deliberación ni citando a los involucrados, y con el solo objeto de pasar por encima del criterio de la Dirección del Trabajo y los Tribunales.

El gobierno sostuvo ante el Congreso Nacional que se trata de una Ley inconstitucional. Esperamos que tome cartas en el asunto. Más allá de ser una Ley absolutamente inconstitucional, ambas leyes causan un perjuicio enorme a nuestras Comunidades Educativas. Nos obligaría a cerrar nuestros establecimientos durante las vacaciones, lo que se opone a lo que la tendencia mundial impone a los colegios, y que ha sido ratificado por el Ministerio de Educación durante los últimos gobiernos, especialmente el de la Presidenta Bachelet, que emitió en el 2016 una Orientación al respecto, en el sentido de generar colegios abiertos, activos actores en las comunidades en las que están insertos.

En nuestros Proyectos Educativos no queremos que nuestros colegios se conviertan en elefantes muertos durante las épocas de vacaciones de los estudiantes, sino que por el contrario, queremos que sean lugares llenos de actividad comunitaria, colonias de verano, capacitación y pensamiento de Docentes y Asistentes de la Educación, espacios de información para las múltiples necesidades y requerimientos de los padres y apoderados, y de operación para las actividades que el propio Ministerio de Educación debe desarrollar con y a través de los propios colegios en esos tiempos. Mientras esperamos que los Tribunales resuelvan con imparcialidad y en justicia los reclamos que hemos entablado ante ellos contra esta normativa injusta, y que afectará gravemente a la educación particular subvencionada chilena, reiteramos nuestra voluntad y disponibilidad de dialogar en un ambiente de respeto y transparencia, y con el foco en la calidad de la educación de los alumnos de todo Chile, y el bienestar de nuestros Docentes y Asistentes de la Educación. 


Suscriben: 

Congregación de los Hermanos Maristas, Red Educativa - Coordinadora Nacional de Colegios Particulares Subvencionados (CCPS) - Corporación de Colegios Particulares de Chile, Asociación Gremial (CONACEP A.G.) - Corporación Educacional Aprender - Corporación Educacional del Arzobispado de Santiago (CEAS) - Corporación Matte Mesías - CREE Cerro Navia - Fe y Alegría Chile Red Educacional Ignaciana - Fundación Alberto Hurtado de Huechuraba - Fundación Educacional Colegio Inmaculada Concepción de San Bernardo - Fundación Educacional Impulsa; Colegio Ayelén - Fundación Educacional Loyola; Colegio San Luis Beltrán - Fundación Educacional Padre Hernán Alessandri - Fundación Educacional Santa Rosa de Barnechea - Fundación Educacional Santísima Trinidad - Fundación Jaime Larraín - Fundación Juan Piamarta - Fundación Juanita Fernández del Solar - Fundación Mano Amiga - Fundación María Inmaculada - Fundación Pudahuel - Fundación Sociedad de Escuelas Católicas Santo Tomás de Aquino - Fundación Sociedad de Instrucción Primaria (SIP) - MCL Fundación Educacional.









Compartir artículo: